Porque se mueren los buenos

Por María Xavier Gutiérrez

Yo tengo una hipótesis sobre la muerte de la gente buena, creo que con tanto odio, ira, vanidad y egoísmo que hay en el mundo la energía que nos rodea se ha vuelto mala. Para lograr un balance es necesario que las fuerzas del bien se llenen de gente buena y así enfrentar y ganar sobre el mal. Creo que por eso muere gente noble, a veces son niños o jóvenes, muchas veces se va la gente que no merece morir, a veces caen luchadores por los derechos humanos, madres de familia dedicadas o músicos que inspiran a millones.
Este lunes a las 7:30 am, el colegio de mis niños realizó un acto para despedir a Evenor. Él era el muchacho que recibía y despedía a los estudiantes que llegaban y se iban en carro. Tenía 26 años y murió porque una persona violenta y con mucha ira le quitó la vida.
Mis hijos utilizan bus pero algunas veces me tocó llevarlos y así conocí a Evenor. Me sorprendió un día que estando yo en cola dijo “Diego Vijil, te vas, tu mama” y apurado ayudó a Diego a salir del molote de chavalos que tapaban la pasada.
Evenor sabía el nombre de cada estudiante, conocía a sus padres, hermanos y carros. Era alguien verdaderamente cercano. Para los adolescentes era un amigo, para los pequeños era el muchacho simpático de la entrada, para los padres de familia era la persona de confianza a quien le entregábamos nuestros hijos.
Yo no sabía su nombre. Algún día lo supe y lo olvidé. Que injusta fui. Pero me caía súper bien. Hace un mes, saliendo yo de una reunión del colegio a las 8 am, lo vi sentado con cara de quien ha corrido un maratón y le dije: “estas descansando de ese stress mañanero”, él se sonrió y me dijo que sí. Fue la última vez que lo vi.
El acto de despedida que hizo el colegio fue conmovedor, niños y adolescentes lloraron, el director, estudiantes y compañeros de labores hablaron con mucha sensibilidad. Su madre nos acompaño y habló con mucha fortaleza. Asistimos algunos padres y madres de familia. En su puesto de trabajo se hizo un altar de candelas y en el patio central un altar de flores. La comunidad del colegio hoy se despidió de Evenor con sentimiento, como se debe, con las banderas a medias astas. El director, el Sr. Bock parafraseo un poema que dice: “los que mueren son parientes de los ángeles”.
Escribo estos párrafos en honor a una persona tan cercana pero a la vez lejana, como muchas que conocemos en nuestro paso por la vida, personas que nos tocan con su sencillez, con su buen humor, con su servicio, personas que al paso del tiempo no volvemos a ver, porque cambiamos de ruta o por que se los llevan los ángeles, pero que nos marcan para siempre y nos enseñan actitudes positivas en la vida diaria, a veces nos alegran el día, nos dan energía o nos nutren con una palabra amable.
Dedico este escrito a personas como Giovany y Jerónimo que trabajan en la pastelería de mi suegra, a Angela, mi compañera de clases de secundaria que murió en un accidente de carro, al conductor del microbús de mi hijo que hace un año también murió en un accidente, lo dedico a Miurel y Celina, excelentes recepcionistas que siempre sonríen, a Pedro de la facultad de comunicación de la UCA y a todas las personas que han sido amables conmigo sin pedirme nada a cambio.
Dice mi hijo que las últimas palabras que Evenor le dijo el vienes a la salida de clases fueron “qué tengas buen fin de semana”. Ahora yo te digo Evenor, gracias por tus atenciones, espero que donde llegues, lleves tu esencia, tu dignidad y tu buena sonrisa.

Foto0040[1]

2 comentarios sobre “Porque se mueren los buenos

Agrega el tuyo

Responder a Bismarck Siero Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: