Por siempre joven

 Por María Xavier Gutiérrez Advertencia: esta entrada puede sonar algo cursi...Puedo recordar su grito ronco, sonaba como un eco, quizá enojado. El movimiento involuntario de sus pulmones inflándose y exhalando con llanto en esos primeros segundos de vida. Bienvenido Diego. Al día siguiente, cuando Francisco y yo salimos del hospital con ese paquete humano en la... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑