Soltar la comezón

Cuando algo nos pica o nos corrompe la vida, tendemos a dedicarle toda nuestra atención y toda nuestra energía hasta que nos desgasta. Pero si yo decido conscientemente colocar mi atención en otro sitio, esa picazón se va desvaneciendo...  

Ideas de 1 mente desocupada

  Por María Xavier Gutiérrez / 19 marzo, 2020 Dejé puestas algunas cosas de la decoración navideña, tres pequeños nacimientos, unas luces de color en un rincón del patio y unos cojines a los que no he cambiado la funda y la verdad no tengo donde guardarlos. Es ridículo o quizá no tanto. Los nacimientos... Leer más →

El niño en la tarima con Juan Pablo II

Nos dijeron que no podíamos tocar al Papa ni besar su anillo porque eso era demostrarle al imperialismo que éramos sumisos. Yo me recuerdo bien de esas palabras: “Al viejo burgués ese no lo toquen, él solo es un símbolo de opresión de los imperialistas“

Por siempre joven

 Por María Xavier Gutiérrez Advertencia: esta entrada puede sonar algo cursi...Puedo recordar su grito ronco, sonaba como un eco, quizá enojado. El movimiento involuntario de sus pulmones inflándose y exhalando con llanto en esos primeros segundos de vida. Bienvenido Diego. Al día siguiente, cuando Francisco y yo salimos del hospital con ese paquete humano en la... Leer más →

Mujer Urbana en renovación

¡Hola! Después de tantos años escribiendo por acá como que ya me toca cambiar un poco la apariencia del sitio, sin embargo voy un poco lento, esto toma horas y algunas frustraciones también. Pero voy contenta, con algunas ideas en la libreta que espero poder realizar para seguir contando la vida cotidiana. Abrazos lectores y... Leer más →

Por María Xavier Gutiérrez ¡Hola! ¿Cómo vas? Yo celebrando que la revista digital CONFIDENCIAL ha publicado varios de mis escritos en sus plataformas, pero que también se tomó la labor de traducir al inglés dos de ellos, lo cual me parece estupendo. Confidencial es a mi juicio el mejor medio periodístico en Nicaragua, realiza investigaciones sobre temas políticos,... Leer más →

La activista

Yo en ese tiempo trabajé exactamente en eso, en irle a avisar a las madres que ahí traíamos el muerto, en llevar la bolsa de pan, llevar los cinco mil pesos, en llevar la camioneta a la orden, en llevar las sillas, las 100 sillas y la bandera roja y negra, en todo eso, trabajé yo.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑