El niño en la tarima con Juan Pablo II

Nos dijeron que no podíamos tocar al Papa ni besar su anillo porque eso era demostrarle al imperialismo que éramos sumisos. Yo me recuerdo bien de esas palabras: “Al viejo burgués ese no lo toquen, él solo es un símbolo de opresión de los imperialistas“

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑